Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Cuento de Navidad: La limosna

Imagen
La limosna
Había tenido una vida muy agitada yendo por todas partes. De bar en bar: máquinas tragaperras, de tabaco,... De mano en mano, de bolsillo en bolsillo, de monedero en monedero, de máquina registradora en máquina registradora,... Ahora, hacía ya un cierto tiempo, estaba en un lugar completamente nuevo para mí. Me introdujeron, no recuerdo cómo, en un recipiente cerrado, esférico, pero con un fondo plano y con una rendija alargada en la parte superior, por donde se podía adivinar tenuemente si era de día o de noche. No estaba sola. Había muchas otras como yo; todas juntas y apretadas,… ¡tanto tiempo en el mismo lugar!... parecía que se hubieran olvidado de nosotras. Yo era de las más grandes y bonitas, aunque ya un poco gastada. De vez en cuando, por la rendija dejaban caer nuevas compañeras, más pequeñas o más grandes, que pasaban a engrosar el número de las prisioneras.

Herramientas: 9 - Temperamento y carácter-2

Imagen
Temperamento y carácter - 2

En el artículo anterior me comprometí a dar algunos consejos para tratar los distintos tipos de carácter que surgían de la clasificación que utilicé.
Recordemos algunasprevenciones que nos suscita la clasificación:

-cualquier clasificación es un reduccionismo de la realidad y, especialmente en este caso, hay que usar de ella con criterio y sin determinismos.

-los distintos tipos que surgen no se dan de forma exclusiva. Normalmente una persona se aproxima más a uno de ellos, pero puede tener aspectos de otro u otros.

-en la clasificación que usamos se dan calificativos que ayudan a identificar a los distintos tipos de carácter, pero que no deben tomarse como peyorativos ni elogiosos.

Consciente de la imposibilidad de tratar suficientemente el tema y a riesgo de caer en la simplicidad, paso a dar algunos consejos que pueden ayudar a padres y educadores, aunque animo al lector a ampliar la información por su cuenta.